¿Qué aportan las redes sociales a mi negocio?

¿Qué aportan las redes sociales a mi negocio?

Hoy en día hablar de redes sociales es hablar de un nuevo medio para promocionar un negocio, desde una pyme a una gran empresa. En cualquier caso, todavía hay quien se resiste y piensa que son “chorradas” y que no sirven para nada.

Todo aquel que piense así se está quedando fuera, eso no es nuevo, lo peor es que está perdiendo el grandísimo potencial que nos brindan las redes sociales. Estoy de acuerdo en que no son la solución a los problemas de una empresa pero, bien gestionadas, las redes sociales pueden ser un aliado imprescindible. ¿Quieres saber cómo?

Casi todo el mundo tiene perfil en una o varias redes sociales, tu mensaje puede llegar a cualquier parte del mundo y lo mejor, con un presupuesto muy reducido.

¿Te va interesando un poco más esto de las redes sociales? Pues bien, ahora vamos a mencionar algunas de sus ventajas:

1. Promocionar tu marca a través de las redes sociales

Mediante las redes sociales podrás mostrar los beneficios y características de tu producto o servicio. Las redes sociales, serán uno de los escaparates para mostrar el valor que ofreces a tus clientes y así fortalecer tu marca. Si les interesa lo que ven, ellos mismos serán quienes te pregunten y acudan a ti.

Eso si, debes tener en cuenta que no tienes que abrirte una cuenta en todas las redes sociales. Lo ideal es estar donde están tus clientes, en aquellas redes que realmente aportan algo a tu negocio y no estar por estar. Recuerda que gestionar cada red social requiere tiempo, una estrategia previa, unos objetivos, análisis y sobre todo contenido de calidad. Por lo tanto, es mejor enfocarse en aquellas donde están tus clientes y puedas atender correctamente que tener perfil en muchas pero tenerlas “descuidadas”. Piensa que si por ejemplo un cliente, o potencial cliente, entra en una de tus redes sociales y ve que hace tiempo que no publicas, vas a dar mala imagen y puede pensar algo así como que tu negocio “está cerrado”.

Aunque seguro que ya lo sabes o algo has oído, las redes sociales más utilizadas en empresas son Facebook, Twitter, Linkedin, Instagram o Youtube pero existen muchas otras como Pinterest, SlideShare, Google+, Snapchat, etc. Ya hablaremos en otro post acerca del potencial de cada red social.

Para comenzar, sería suficiente con tener presencia en Facebook, por la cercanía y engagement que te permite tener con tus fans (por no hablar de las ventajas de hacer concursos, sorteos, publicidad, remarketing, grupos privados…); Twitter, sobre todo por su potencial en cuanto a la atención al cliente o sus constantes píldoras de contenido y Linkedin, por las posibilidades de networking (contactos) que brinda la red profesional.

En cualquier caso, hay cosas que no debes hacer y te recomiendo este post de Claudio Inacio donde te explica 45 cosas que no debes hacer en redes sociales.  Por tanto usa siempre el SENTIDO COMÚN, igual que lo usas en tu vida personal y profesional, usa el sentido común también en las redes sociales.

 

2. Fortalecer la reputación y marca

Otra de las ventajas, si no te quieres quedar atrás, es que debes estar en redes sociales para fomentar tu imagen de marca y que hablen de ti. Con tiempo y una cuidada estrategia de comunicación irás creando una reputación digital y eso tus clientes lo valorarán.

No debes dedicarte a llenar tus redes sociales de mensajes promocionales o vender tus productos, para eso no están las redes sociales. Es verdad que hay marcas que lo hacen pero eso es porque no saben utilizar bien estos canales. Además eso es percibido como “autobombo”. Piensa por un momento, si una persona siempre está hablando de sí misma bla bla bla y ni siquiera te pregunta o se preocupa por ti, ¿no desconectas y acabas distanciándote de él/ella? Pues esto es similar, recuerda la famosa frase de Francisco Umbral “yo he venido a hablar de mi libro porque en las redes sociales no estamos sólo para hablar de “nuestro libro”.

En redes sociales puedes fortalecer tu reputación y tu imagen de marca aportando valor. Si claro pero, ¿cómo lo hago? ¿Cómo aporto valor? La respuesta es que NO debes hablar sólo de tu producto o servicio. Digamos que siguiendo el ejemplo, en redes sociales “no sólo has venido a hablar de tu libro”.

La clave es aportar contenido de valor para atraer y convertir esos usuarios en clientes. 

Esto lo puedes conseguir combinando:

  1. Contenido de tu blog: crea un blog donde publiques contenido relacionado con tus servicios y que ofrezca soluciones a los problemas de tus clientes. Utiliza tus redes sociales para compartir ese contenido y difundir esos contenidos. Así, tu contenido funcionará como el boca a boca y tanto clientes como no clientes leerán tu contenido, lo compartirán, te conocerán, visitarán tus perfiles, tu blog, tu web y si les gusta lo que ven te contactarán. Así de simple. Por supuesto que no es de la noche a la mañana y lleva un tiempo conseguir eso pero, ¿quién dijo que fuera rápido?
    Por ejemplo, una agencia de viajes puede tener un blog que hable sobre consejos de viajes, las mejores playas de España, los destinos turísticos más económicos de Europa, pautas para conseguir visados, etc. Por otro lado
    , cualquier usuario que esté buscando información para sus próximas vacaciones, su luna de miel o una simple escapada puede encontrarse en Internet con uno de esos artículos y si le gusta lo que esa agencia le está contando, puede que opte por ella en lugar de otra agencia que no le ha aportado una solución a lo que estaba buscando. Ese mismo ejemplo puede aplicarse a cualquier sector. 
  2. Compartir noticias del sector: si sueles compartir noticias relacionadas con tu sector fomentas que tus clientes y potenciales clientes te lean, visiten con asiduidad tus perfiles y por tanto puedan ver el resto de lo que les ofreces. Hoy en día hay demasiada información de todos los temas pero si tu seleccionas aquellas noticias que les pueden aportar valor sobre lo que les interesa, también les estarás aportando valor a ellos. 
     
  3. Promociona tu empresa y tus productos o novedades, pero cuida la dosis. Recuerda no hablar sólo de tu libro y muestra siempre las ventajas que ofrecen esos productos o servicios a tus clientes. Lo importante es el beneficio que tu cliente puede obtener con tu producto.
  4. Interactuar y hablar con tu audiencia de forma constante. Siempre contestar con educación a sus comentarios en redes sociales, incluso responder a las críticas.
    Recuerda que una crítica bien gestionada puede tornarse en un cliente satisfecho. Además, si tu piensas que por no contestar o borrar los comentarios negativos el problema desaparece, estás MUY equivocado. Un cliente ignorado puede ser mucho peor. Aunque te niegues a contestarle, él va a seguir allí y publicará donde quiera. Por lo tanto, ¿no será mejor responderle en tu territorio, aclarar las cosas con él antes de que la bola se extienda y se haga más grande? Así tanto él como el resto de tus seguidores verán que detrás de la marca hay personas que cuidan su atención al cliente. La gente es más agradecida en esto de lo que imaginamos.
  5. No olvides ser honesto con tu público siempre porque eso lo valoran mucho.
  6. Influencers: Incluso podrás realizar acciones con  bloggers o influencers de tu sector para que hablen de tu producto o servicio en sus blogs con miles de seguidores. ¿Sabes lo efectivo que puede ser eso? :mrgreen:

    3. Conocer los gustos y preferencias de tus clientes

Tus seguidores publican contenido, te hacen preguntas, comentarios, críticas, sugerencias e incluso se describen de forma breve en sus perfiles sociales. Por lo tanto, a través de todo eso puedes empezar a tener una perspectiva de cómo son, qué les gusta, en qué están más interesados o qué les molesta.  

Pero no sólo eso, debes tener en cuenta que las métricas de las redes sociales ofrecen valiosos datos para conocer a tus clientes. Por ejemplo qué contenido les gusta más, si hay más hombres o mujeres interesados en el producto, su edad, el área geográfica de tus usuarios, la hora en que hay más seguidores conectados… ¿Cuánto dinero te podría haberte costado descubrir toda esta información antes de que existieran las redes sociales?
Por lo tanto, conocer los gustos y preferencias de tus seguidores te ayudará a segmentar a tus clientes, tus campañas, tus estrategias y a tomar decisiones de negocio. En definitiva ahorrarás tiempo, dinero y obtendrás mayor rentabilidad.

Conclusión: 

Las redes sociales existen y han llegado para quedarse. Hoy en día casi todo el mundo tiene perfil en una o varias redes sociales y por lo tanto tus clientes, tus potenciales clientes y tu competencia están ahí.

Aprovecha las ventajas que las redes sociales te ofrecen para potenciar tu negocio y conectar con tus clientes. Si no lo haces tu competencia lo hará y tú te quedarás atrás. 

Pero recuerda, siempre con sentido común. No olvides que las redes sociales también son “el escaparate” de tu tienda, o de tu empresa, y la imagen que ofrezcas en ellas será igual de importante, o más, que la de tu negocio físico. Además, si te has quedado con ganas de conocer más ventajas de usar las redes sociales en tu negocio te recomiendo que leas 10 razones por las que es necesario para las empresas usar redes sociales.

Así pues estos son sólo algunos de los beneficios de las redes sociales pero, ¿qué otras ventajas le aportan las redes sociales a tu empresa? ¿Qué redes sociales consideras mejor para tu negocio? 

Muchas gracias por llegar hasta aquí y si te ha gustado este post, te animo a compartirlo en tus redes sociales o si prefieres también puedes dejar tu comentario aquí abajo 😉  

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies